jueves, 30 de abril de 2009

BIBLIOTECAS DONDE SE PUEDE LEER

ALICANTE

BPE Azorín
c/ Paseíto Ramiro, 15
Tf. 965 206 600

BPM Pla-Carolinas
c/ Fco. Giner de los Ríos, 8
Tf. 965 256 175

miércoles, 29 de abril de 2009

LO QUE DICE LA EDITORIAL

El Mirador es ironía, es mirada oblicua, es guasa, es elegancia, es cine, es requiebro, es giro, es socarronería, es darle la vuelta a la tortilla y seguir dándosela una y otra vez más. Es puro atletismo de la lengua, como digo. Relatos como "Un chico difícil", "El aspirante", "Salir del armario", "Ama de casa" (...) le hacen a uno repensar la literatura y la manera de reírse, de disfrutar leyendo a alguien que al mismo tiempo que te hace reír te da otra visión y te deja perplejo ante lo que ya creías zanjado.

PRESENTACIÓN EN ALICANTE

Presentación de "El Mirador". Libro de relatos humorísticos del alicantino José Antonio López Rastoll.
Fecha: 24 de marzo de 2009
Lugar: Centro Giner de los Ríos de Alicante
A los 30 años José Antonio López Rastoll descubrió que necesitaba "contar historias donde desarrollar un chispazo". Cuatro años después nace El Mirador, la primera obra de este alicantino, un conjunto de 41 historias breves narradas en tono de humor, editado por Atlantis. "Relatos cotidianos que se meten con todo y con todos, pero sin buscar herir a nadie, sino una sonrisa de complicidad", explica López Rastoll.
Licenciado en Filología Hispánica, este escritor primerizo confiesa estar influenciado, entre otros, por Eduardo Mendoza, Roald Dahl o Quim Monzó. De hecho, fue El perquè de tot plegat de Monzó lo que lo lanzó al relato breve y al humor "como medio de transmisión de ideas y sentimientos".

(Publicidad alacalle)

¿QUÉ ES EL MIRADOR?

Lo que te puedo contar sobre mi libro es que se llama El Mirador, que está compuesto por 41 relatos breves y que está publicado por la editorial Atlantis. Dichos relatos tratan temas cotidianos como el paro, la violencia de género, la falta de vivienda, el acoso escolar, la ley antitabaco... desde una perspectiva optimista y novedosa. Siempre trato en mis cuentos de presentar las realidades más duras con grandes dosis de humor y apelo a la imaginación como medio para superar las visicitudes del día a día. Los dos autores que más me han inspirado a la hora de redactar El Mirador han sido Roald Dahl y Quim Monzó. Tras leer El perquè de tot plegat de Monzó, quedé prendado del cuento breve y del humor como medio de transmisión de ideas y sentimientos. En cuanto a Roald Dahl, creo que es un gran cuentista y de él me han influido sobre todo sus finales sorpresa. Hay bastantes diseminados a lo largo del libro. Me encanta dar un giro inesperado a la historia para que el final sea lo contrario de lo que el lector tenía en mente. Para lograr ese objetivo, suelo repartir algunas pistas falsas a lo largo del cuento. Relatos como "Un chico difícil" o "Salir del armario" son un ejemplo de ello. También, a veces, dejo al lector que complete el final del cuento. Son ejemplo de ello relatos como "La visita".

Entradas populares

Páginas vistas en total