miércoles, 19 de diciembre de 2018

FELIZ NAVIDAD ROSINEGRA




















Un familiar cercano me dijo en cierta ocasión que lo que yo escribo no son cuentos porque no empiezan «Érase una vez…». Aunque se rían, no es la primera vez que debo aclarar que también existen cuentos para adultos. Me resisto a llamarlos relatos aunque sean palabras sinónimas. Esta Navidad se leerán muchos cuentos a los niños para que duerman. Algunos adultos quizá añoréis un texto corto, intenso, oscuro como una taza de café y con un cierto poso de esperanza. Eso y mucho más encontraréis en Trece rosas negras (Tres Columnas, 2018). Ya a la venta en Librería 80 Mundos y Casa del Libro. Mi mayor agradecimiento a Neogéminis por la tarjeta navideña y a Primaduroverales por cuentear conmigo. Hasta el año que viene, mirones.

6 comentarios:

  1. NeoGéminis es un nombre excelente. Yo jugaba a veces con Bea y más gente en tu colegio a los caballeros del zodiaco, como Alberto que hizo de Ikki de Fénix y yo de Seiya de Pegaso, hicimos algo malo y nos castigaron, pero me sentí orgulloso. Y Bea jugando al escondite como el Gran Patriarca de Géminis, a veces se creía un búfalo jaja. Y cuando Bea y otra amiga suya al principio de conocernos luchamos como Vega y como Chun Li las dos. ¡Qué recuerdos! Yo también soy Géminis, y es un excelente signo. Me has dado una idea:Voy a escribir algo que hayan dicho de mí como escritor.

    ResponderEliminar
  2. Hasta el año que viene! comparto tu predilección por los cuentos cortos, jeje.
    Un abrazo y gracias por participar en la tarjeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Larga vida a la literatura breve; gracias por ser tan especial.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me he aficionado tanto al cuento que las novelas rellenas de paja, que las hay, se me hacen eternas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en literatura como en la vida hay que ser multitextual.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total