miércoles, 24 de octubre de 2012

MÁS ALLÁ DE LAS ESTRELLAS




Hay muchas cosas en este mundo que no entendemos, pero eso no quiere decir que no existan. Sobre realidades incómodas habla Maribel Romero Soler en Más allá de las estrellas (Edimáter, 2012), su última novela destinada a público juvenil. 

El fenómeno OVNI representa, sin lugar a dudas, una de esas incógnitas que cualquier gobierno prefiere archivar en un cajón. Otra la constituyen los casos sin resolver de personas desaparecidas. Asociar ambos misterios es el desafío de esta novela de ciencia ficción.

Ana y Miguel forman una pareja que casi ha perdido la esperanza de encontrar a su hija Claudia, desaparecida quince años atrás. El inspector Gálvez, encargado del caso, se ha dado por vencido. Un buen día, Ana recibe una llamada de alguien que dice haber visto a su hija. Escéptica, se lo cuenta a su marido. Este acude a comisaría a ponerlo en conocimiento del inspector, pero en su lugar encuentra a Ramón Páez, un joven policía de mentalidad abierta que tiene su propia teoría sobre los hechos.

Ramón sostiene que Claudia es una chica especial dotada de un sexto sentido que le permite comunicarse con extraterrestres, y que estos son los culpables de su prolongada ausencia. Aunque algo cotillas, los alienígenas de la escritora ilicitana se revelan bastante pacíficos y terriblemente tímidos: apenas tienen una frase en toda la novela.

Una de las grandes virtudes del estilo de Maribel Romero es que no peca de ser excesivamente literaria, de ahí su tirón entre el público de todas las edades. De esta cualidad se derivan dos banderas que todo escritor debería enarbolar: la concisión y la sencillez expresiva. Es frecuente leer hoy en día historias de cuatrocientas páginas que podrían haberse contado en menos de la mitad. 


Al alabarle a Maribel Romero lo bien documentada que me había parecido la novela, me comentó que se había servido fundamentalmente de internet. Se me olvidó añadir que Más allá de las estrellas posee el final más conmovedor que he leído en los últimos años, porque como su autora afirma: «El cariño es un lenguaje universal que todo el mundo entiende».


10 comentarios:

  1. No conocía la novela, pero me ha gustado lo q cuentas de ella, me ha llamado mucho la atención.
    Queda apuntada en mi lista!!!
    Gracias por la info.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Qué decirte, Jose, me emociona tu reseña. Mil gracias. Con tu permiso me la llevo a mis blogs y paso el enlace ahora mismo a la editorial.

    Ah, y ese vídeo final de The Cure es fantástico. Te lo has currado, compañero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Jose, me gustó mucho la obra cuando tuve la oportunidad de leerla. El hecho de compaginar una historia de ficción con personajes reales caracterizados por la capacidad de no perder el aliento en la ardua misión de encontrar a su hija desaparecida, además de todo lo que tú bien cuentas del lenguaje de nuestra compañera, le imprime a esta novela un poder de dejar satisfechos con su lectura a todo tipo de público.

    Enhorabuena a Maribel por seguir cosechando lectores para esta obra y a ti Jose por la excelente crónica. El video es brillante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu reseña del la fantástica novela de Maribel. Con tu permiso pongo un enlace a nuestra página de Edimater.com y en facebook.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. De eso se trata, MaryLin, de servir de escaparate a una novela sensacional que ya fue premiada en el certamen "Letras Oscuras". Curioso, porque Maribel es clara, clara.

    ResponderEliminar
  6. Desde siempre, Maribel, relaciono un libro con una canción o una película. En este caso, sonaba en mi cabeza "Underneath the stars" (Bajo las estrellas) de los Cure. El vídeo lo encontré por casualidad. Felicidades a su autor.

    ResponderEliminar
  7. Inasequibles al desaliento, Alicia, así son los personajes de Maribel. Siento especial predilección por ese padre coraje que es Miguel y me encanta la mentalidad abierta de Ramón Páez. El amor no se ve y es lo que nos mueve. Eso me inclina a creer que las cosas más importantes de este mundo son invisibles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Permiso concedido, Marina, y muchas gracias por la difusión.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  9. Bueno. Muy bueno, José. Y suerte a Maribel que este nuevo libro.

    ¡Ah! cuando quieras nos tomamos esas cervecitas pendientes, primo. Me toca.

    ResponderEliminar
  10. El próximo fin de semana es mi cumple. Tenemos que arreglar el país. Tú invitas a un agua mineral y yo al posavasos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total