miércoles, 28 de noviembre de 2012

MUESTRA 2012












A estas alturas, supongo que conoceréis la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos. Sabréis, por tanto, que se celebra cada mes de noviembre en diversas salas y teatros de Alicante.

La XX Muestra ha sido la más calurosa que recuerdo, y en cuanto a afluencia de público he visto mucho clon de Berto Romero; deben de regalar por ahí gafas negras de pasta. Por fortuna, dos de tres obras a las que asistí estaban protagonizadas por gente muy joven, señal de que el teatro es un enfermo que goza de buena salud.

El Arniches abrió la Muestra con “Colgados”, una obra sobre la incomunicación en la era de la comunicación y las nuevas tecnologías. Me quedo con la escena en la que una mujer habla con su marido a través de una cámara de seguridad, ilusionada con ese día en que coincidan sus turnos laborales.

Las Cigarreras ofreció “El chico de la última fila”, donde un profe de literatura descubre una redacción genial entre la bazofia que escriben sus alumnos. El dilema surge cuando el prometedor estudiante empieza a narrar, sin ningún tipo de pudor, los trapos sucios de un compañero de clase y su familia. ¿Es ético escribir sobre la vida privada de los demás? ¿Dónde está el límite? Magníficas interpretaciones de todo el elenco actoral, especialmente de Samuel Viyuela (hijo de Pepe Viyuela) como el chico.

El aula CAM fue escenario de “En la otra habitación”, que aborda el conflicto entre una madre que se resiste al paso del tiempo y una adolescente con graves problemas de autoestima. La bomba estalla cuando se desvela que están enamoradas del mismo joven.



8 comentarios:

  1. Interesantes las obras que nos comentas, sobre todo “El chico de la última fila”, seguro que estuvo muy bien.
    Que pena que caigan estas cosas tan lejos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Jose, una suerte haber tenido la oportunidad de acudir a varias obras de teatro. Seguro que estuvieron todas muy interesantes pero a mí el tema de la última me engancha.

    Me ha gustado esta canción de Bunbury que has hecho acompañar a esta reseña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que voy a tener que empezar a parecerme a ti, Jose, y hacer más salidas culturales, sobre todo ir al teatro, que lo tengo un poco abandonado. Y es que cada día soy más maruja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, MaryLin, supongo que también habrá teatro por Salamanca. Por cierto, "El chico de la última fila" tiene versión cinematográfica llamada "En la casa".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que te cuenten una historia en directo y con personajes de carne y hueso, Alicia, es un subidón. En cuanto a mí, como soy tímido, me conformo con ser el payaso de mis hijos.
    Me alegra haber dado en el clavo con la canción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Escribir es un acto de cotilleo inverso, Maribel. Recogemos los datos, analizamos la información y cocinamos arte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Qué suerte tienes, Jose, de tener tan cerca, no teatro, sino teatro de autores contemporáneos, para poder disfrutar de las nuevas tendencias, puestas en escenas… Muy interesantes los argumentos de las obras, sobre todo la de “Colgados” y la de “El chico de la última fila”.

    Me ha gustado mucho lo que dices de que el teatro es un enfermo que goza de buena salud. Es bueno saberlo. Gracias por compartirlo.


    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. La puesta en escena del teatro actual, Mari Carmen, es el minimalismo puro y duro. A mí no me importa. Lo que yo voy a ver no es cartón piedra sino carne y hueso hecha interpretación, fantasía hecha realidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total