miércoles, 9 de diciembre de 2015

PELUSILLAS A CHIMO (2)

 


Hola Chimo,

Con mucha propiedad, los editores llaman cubierta a la portada de los libros. Me hace gracia el término porque la cubierta también es la banda que protege exteriormente la cámara de los neumáticos y sufre el roce con el suelo. ¿De dónde surge esta convivencia entre las ruedas y los libros? Ahora, cada vez que salgo en bicicleta me imagino que las portadas queman kilómetros.

Todo este rollo para enviarte la portada de Pelusillas en el ombligo. ¿Qué te parece el neumático? Me quedo con la pelusilla del centro, no por afán de protagonismo sino porque me recuerda a un lobo gris.

Me alegra que, aunque te haya tocado el peor curso de primaria, no pierdas el sentido del humor.

Un abrazo,
Jose

2 comentarios:

  1. Pues siguiendo con tu analogía, les deseo a esa pelusilla gris con cara de lobo y a sus acompañantes que sea largo y fructífero el camino que ahora comienzan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María José. Ojalá la gente se atreva a adentrarse en este mundo de relatos que duran una pelusilla.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total