lunes, 1 de julio de 2013

FE


















—Acuérdate, hija, de no juntar…
—Tranquilo, mamá me ha echado —dice muy segura.
—Ya, cariño, pero sabes que los piojos son muy listos y a la que te descuides saltan de una cabecita a otra.
—Ya, pero mamá me ha echado.
—De todas formas, intenta…
—¿Estás sordo o qué? Te digo que mamá me ha echado.

6 comentarios:

  1. ¿Te quedó claro?, jajaja... Anda que los niños no son tajantes en sus manifestaciones. Tonterías pocas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso es que la loción funciona, pero yo no me lo acabo de creer. Qué poca fe tenemos los adultos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. jajaja, pues fe ciega tenia la niña en que funciona el invento, ehh y tajante que te lo deja, jaja.
    un besote y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, brujilla, mientras nosotros flotamos en la duda, ellos son como postes de acero. Se alimentan de lógica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Acostúmbrate, corazón, porque esto es un suma y sigue :-)
    Veintitrés años después, hasta yo me aburro, a veces, de escucharme.

    Genial la niña. Dale un beso de mi parte y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi hija no le cabía en la cabeza que no pudiera juntar su cabeza con la de otros niños. Y a mí me dio por escribirlo para que no se me olvidara lo burros que somos a veces los padres.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total