domingo, 12 de enero de 2014

TODO























2013 ha pasado en un soplo, dejándome apenas un puñado de relatos para el nuevo libro, que aún no tiene ni siquiera título. Escritos y reescritos un montón de veces, cada vez es más difícil cazar a mi mujer para que los lea. Es natural. Padece cuentitis aguda.
            
Para quien no me conozca, soy, entre otras cosas, filólogo, profesor de academia y escritor. He publicado dos libros de relatos en ediciones Atlantis: El mirador y Vareando nubes. De mí la crítica ha dicho poco pero bueno.
            
El otro día, charlando con Maribel Romero, le dije que no tenía nada a la vista, y mentí cual bellaco. En realidad, sí he finalizado un proyecto. Se trata de un libro de microrrelatos escrito a medias con la escritora alicantina Esther Planelles. Nos ha quedado muy divertido. Aún no lo hemos movido por editoriales, pues tenemos miedo de habernos quedado cortos.
            
El año pasado me colé en diversas antologías: Libérate hasta de ti (Hipálage), La nevera (Feedbooks), Revista Salitre Cultural (Issuu) y Relatos urbanos. Aventuras en el asfalto (ECU). También, bajo el seudónimo de RIP, ganamos el concurso Cuenta 140 de El Cultural. Podéis dotorear sobre estos y otros logros en REMES (Red Mundial de Escritores en Español).
            
Eso es todo, amigos. En 2014, RIP abandona Cuenta 140. Si escribo un microrrelato más, peto. A finales de enero, me publican un artículo en el blog de lexicografía Las dos vidas de las palabras. Y, por supuesto, habrán nuevos capítulos de la micronovela «El Señor», con más de dos o tres lectores en todo el mundo. Creo.


12 comentarios:

  1. Ah, pillín, me engañaste... Pues no ha sido un mal año para ti, a pesar de acabar en 13, y seguro que éste lo supera.
    Recuérdanos en su momento la publicación de ese artículo en lexicografía. Seguro que será muy interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tú tenías algo muy especial que contar, y había poco tiempo. La próxima vez toca un té en alguna parte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Quién me iba a decir a mí que escribiría algo serio.

      Eliminar
  3. Jose, pues a seguir ampliando tu curriculum literario.Ahí estaremos para leerte Eso sí, cuidando de no perder la crediblidad de los del entorno. Lo digo por lo de la mentirijilla ja,ja,ja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La credibilidad ya la tengo perdida por completo. Los escritores nunca seremos un valor seguro. Sólo gente con mucho valor.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Qué buen apunte, Jose. Cuando te pones ingenioso, lo bordas :-)

      Eliminar
    3. En realidad me jode que hagan negocio a nuestra costa. Ponemos todo el trabajo y la ilusión, y al final nos llevamos unas migajas. Ahora entiendo a los agricultores.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¿Qué importa la cantidad cuándo prima la calidad?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es bueno lo que escribo últimamente. Los escritores, por fortuna, caminamos en la cuerda floja de la inseguridad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Coincido con las compañeras y te doy mi enhorabuena porque, realmente, no ha sido un mal año. Espero que ese proyecto conjunto salga a delante, yo también tengo ganas de divertirme :-) Así que no me hagas esperar.

    Adelante, compañero, el 2014 también será tu año.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que el nuevo libro cristalice en los próximos meses, pero no es algo que dependa de mí. Entretanto, sigo tratando de escribir algún buen cuento.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total