miércoles, 29 de noviembre de 2017

OTOÑO



En otoño
me escoño.
¿Quién ha olvidado
esta cáscara de plátano
en el suelo de linóleo?
La sostengo entre dos dedos
como un pulpo fofo.
Ante el espejo,
improviso un moño.
Hago sonar la campanilla
llamando al mayordomo.
Me olvido de ella
lanzándola al aire
hasta que un catacroc, un grito, un ay
anuncian el peor pronóstico.
Si no echas la basura en casa,
¿por qué el planeta parece un orto?


6 comentarios:

  1. Jajaja! Me encanta la primera frase!
    Muy divertidos y concienciadores versos!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los primeros versos que se me ocurren en muchos años. Gloria Fuertes me daría una colleja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ponte suelas de goma y pisa fuerte, compañero. El otoño es para disfrutarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque no vives en mi barrio: una catalina cada cien metros. ¡Qué digo cada cien! Cada cincuenta. Esther puede corroborarlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Las denuncias desde el humor molan más. De lo contrario, podemos caer en la tentación de la solemnidad.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total