lunes, 12 de julio de 2010

CAMPEONES

Hoy me he rapado la cabeza. Tranquilos, no me he vuelto un radical. Lo hago todos los años por estas fechas. Es una forma de sanear las ideas.

Ayer sufría las entradas holandesas a nuestros jugadores y me preguntaba si aquello era fútbol o rugby. Sentía vergüenza ajena ante el arbitraje de una final del mundo. Aquello era un intento de sabotaje, un atentado terrorista en toda regla, un regreso a la oscura Edad Media.

Hoy me he levantado con el cuerpo dolorido y he asaltado el primer quiosco abierto. He rastreado los periódicos, pero todo eran eufemismos. Que si el juego de Holanda fue un pelín brusco, que si somos campeones del mundo a pesar de la obstrucción del rival, que si el zapatazo en el pecho a Xabi Alonso era un gesto de cariño…

Sinceramente, prefiero el baloncesto. El juego sucio se sanciona rápidamente con faltas personales.

Esto no significa que no esté contento con la victoria de “La Roja” y que no lo haya celebrado con un chapuzón en la piscina de unos amigos, tras una llamada a ese padre pletórico. Mi padre. El verdadero campeón.

Pero lo más emocionante de la jornada de ayer fue que mientras acudía a la plaza de los Luceros de Alicante en el coche de un amigo, varios desconocidos me dieron la mano. No éramos ni vascos, ni catalanes, ni valencianos. ¡Éramos españoles!

Y si a alguien le molesta, que se vaya con Holanda.

14 comentarios:

  1. Jajaja... Buen final de crónica. En realidad buena crónica, como siempre.
    Por cierto, quiero foto (no me quiero perder esa cabeza rapada).
    Un abrazo español.

    ResponderEliminar
  2. Jose Antonio, en estos momentos creo que nadie puede dejar de pensar en el deporte como un fenómeno social. Siendo así, acaso alguien debiera sentarse a pensar cómo canalizar todo ese potencial para extraer lo mejor de esta situación y que no se den situaciones injustas para nadie-hablo por ejemplo de arbitrajes, jugadas sucias...-. Fíjate que yo creo que la solución va a ir por el empleo de las nuevas tecnologías simultáneamente a los actos deportivos como el futbol. Vamos un árbitro auxiliar pegado a la pantalla de un ordenador para en breves momentos sacar de la duda de si ha sido falta, penalti, fuera de juego…Esto llevaría a evitar situaciones injustas y ciertas interpretaciones erróneas por conveniencia.

    Jose Antonio, yo lo primero que me siento es vasca. Deseando con pasión que ganase España, sinceramente me cuesta mucho decir que soy española aunque no siento que no lo sea. Nunca he ondeado una bandera pero no renuncio a ninguna de las dos, al igual que no he renunciado a ninguna de las dos lenguas. Hay que vivir aquí. Creo que se puede entender perfectamente. Para no tener problemas me aplico aquello de que los de Bilbao somos de dónde nos da la gana y yo he decidido ser del mundo ja,ja,ja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Alicia, abres un interesante debate y, con permiso de José Antonio, voy a intervenir.
    Fíjate que hablas de un sentir que yo no siento. Te preguntaría a ti, José Antonio, ¿te sientes valenciano? Yo no. El sábado pasado estuvimos en un cumple y salió ese tema de conversación. Una conocida me hizo esa misma pregunta, si me sentía valenciana, y me di cuenta de que no. Si me apuras, ni siquiera sé cómo es la bandera autonómica. ¿cómo es?
    Alicia, el arraigo del pueblo vasco debe ser superior al de cualquier otro pueblo de la geografía española, vuestro sentir es único y respetable, por supuesto, pero no deja de chocar el hecho de anteponer la ciudadanía a la nacionalidad, o la circunstancia de abanderar la ciudadanía como nacionalidad.
    Es algo singular y entiendo que hay que vivir allí para comprenderlo.
    En cualquier caso lo que importan son las personas y, Alicia, tú vales mucho.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el País Vasco. Lo conozco y lo quiero profundamente desde niño. Pero una cosa es el sentimiento por la tierra, las tradiciones y emociones y otra el seguimiento de algo que se inventó un individuo llamado Sabino Arana, fundador del PNV, racista, católico, conservador e intolerante, que fue el que diseñó una bandera que no existía ( la Ikurriña )a imitación de la británica cambiándole los colores ( sí, ni bandera había) y la idea del Estado vasco. En eso Aragón tiene más razones y antigüedad. Y no digamos Navarra. Porque existieron como Estados, lo que no ocurrió nunca con los Señoríos Vascos que fueron territorios sujetos a la Corona de Castilla o a la de Navarra. Por otro lado, ¿cómo se habla de "incorporar" Navarra a Euskalherria?. En todo caso sería Navarra la que tendría que incorporar a su Corona los territorios vascos del norte, tanto Vizkaia como Guipuzcoa, como el País Vasco Francés ( hasta la Gascuña...). No hay un país vasco independiente - desde luego fuera de Navarra - hasta que el inestable mental de Sabino Arana ( leed sus escritos sobre la mezcla de sangre, etc. etc. en fin, no me retracto de lo dicho, y es suave, porque era un auténtico enfermo mental) crea el PNV ( hasta el partido oculta la muchas de sus opiniones y escritos por vergüenza) se inventa la bandera. Lo demás es tergiversación de la Historia. El territorio de la Hispania viene desde los romanos, igual que el de la Galia. El euskera se conservó porque no se mezcló con el latin y era un idioma propio de una región mucho más amplia: llegaba hasta Cataluña, y, algo se ignora, se extendió durante siglos por La Rioja y Aragón. Apoyo que cada cual sienta lo que desee, pero es curioso como se puede crear un sentimiento de forma artificial, tan artificial como que no tiene historia real, salvo el amor a la tierra, folklore, tradiciones y paisaje. Ha habido vascos universales, que no han vivido nunca el tema como confrontación. Muchos. Desde Elcano a Valdivia, Ignacio de Loyola, Lope de Aguirre, Unamuno, Baroja, Celaya...España podría - debería - ser un Estado Federal, como lo es Alemania, como Suiza (donde se hablan tres idiomas distintos) pero a ningún bávaro se le ocurriría no celebrar la victoria de Alemania en un Campeonato del Mundo o ir con el contrario. Todo esto es absurdo.
    A pesar de todo, si, viviendo en paz, hay una parte mayoritaria de la población que desea ser vasca y no española, pues muy bien, que se haga un referendum, una vez que desaparezca ETA y la violencia terrorista, y que se respete la decision. Por supuesto que en el referendum se aclare que el Athletic de Bilbao jugaría la Liga sin el Real Madrid ni el resto de equipos no vascos del Estado. Sería una Liga con la Real Sociedad, el Eibar, el Real Unión de Irún, el Barakaldo ( creo que a estos no les haría ninguna gracia, por cierto el tema) en fin...si hay independencia que sea con todas las consecuencias. Es una pena porque yo adoro el País Vasco y a los vascos...pero parece ser que hay una parte de la población que está más cerca de Sabino Arana...y de los que quieren conseguir la "libertad" con un tiro en la nuca ( ya van más de mil asesinatos). Queridos amigos, un sentimiento nunca hay que imponerlo y menos a tiros y bombas. Por cierto, para los que hablan de "guerra"...en una guerra estaría permitido matar y ser matado...supongo que eso también es una contradicción: hablar de derechos humanos de los que los violan.
    Eso sí, si alguna vez se hace ese referendum supongo que tendrán que votar todos los vascos que viven en otros lugares de España y que han tenido que irse porque no han podido aguantar la opresión (impuesto revolucionario, amenazas...) Perdón, pero ya que ha salido el tema, digo libremene lo que pienso, aunque miedo da. De paso doy alguna información que, a lo mejor, algunos no conocían. Porque, entre los abertzales, hay muchos que no tienen conocimiento real de la historia de su propio territorio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Emilio, una persona muy querida me dijo en cierta ocasión que le encantaba como yo llenaba sus silencios con mis palabras. En esta ocasión creo que voy a llenar tus palabras de silencio.

    ResponderEliminar
  6. Bueno...creo que verás que mis palabras están llenas de amor al País Vasco. He pasado en mi infancia mucho tiempo en él, fundamentalmente en Donosti y luego, en mi adolescencia y juventud visité muchas veces Bilbao. Tengo grandes amigos y amigas vascas - vosotros - e incluso tuve una novia vasca abertzale. Lo que expreso es, simplemente, mi modo de ver el tema. Ni siquiera yo me siento español por encima de todo, he vivido mucho tiempo en Inglaterra y adoro aquél país...En realidad me siento ciudadano del mundo...aunque me emocione y me guste el triunfo de la selección. Pero que sepas que también me emociona el triunfo del Athletic cuando juega contra el Werder Bremen o el Malmoe. En realidad todo es opinable. Por eso, y dado que la democracia es el menos malo - eso dicen - de los sistemas políticos, pienso que el tema deberia acabar en un referendum, pero en paz y armonía. Si el País Vasoc sigue en el Estado, pues muy bien. Si se independiza...pues a ser buenos vecinos...y lo dicho de la Liga de Futbol me parece una consecuencia lógica. Todo sin tensiones ni luchas armadas...estamos en Europa, el mundo, y en el siglo XXI. Yo, como tú, sólo deseo la paz y la armonía. Y la unidad para conseguir un mundo mejor y menos injusto. Creo que hay cosas más importantes que solucionar que aferrarnos a banderas y a fronteras. Todo es opinable. Yo apoyo, por encima de todo, la libertad. Verás que digo que, en un referendum con garantías, habría que respetar la opinión que ganara, incluso si significara la secesión de Euskadi del resto del Estado y la independencia. Lo que pienso de Sabino Arana no lo pienso yo...lo piensan muchos vascos. Sólo hay que leer sus escritos completos. Si se encuentran.
    Un beso y todo mi cariño, Alicia.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maribel,

    De la cabeza rapada no tengo fotos todavía y no es rapada al cero sino al uno. Lo más cómodo para pasar el verano.
    En cuanto al debate que ha suscitado la victoria de España, tengo que reconocer que estoy más cerca de tu línea de pensamiento. Realmente, no me siento ni valenciano ni alicantino. ¿Qué es ser alicantino?
    Odio miserablemente las Hogueras de San Juan. De hecho, les dedico un cuento para el próximo libro en mi línea.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Alicia,

    Choca un poco tu forma de ver el mundo, ese sentimiento tan bien descrito por Maribel de fuerte arraigo a la tierra.
    A mí siempre me oirás echar pestes de mi ciudad: marrana como pocas, puro cemento y escasa marcha. Me refiero a una marcha que no sea pillar el coma etílico.
    Lo único que me gusta es el clima.
    En cuanto a la lengua, soy trilingüe: inglés, valenciano y castellano. Son las materias que imparto en mi academia. Pero el idioma con el que me siento más cómodo es el castellano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Emilio,

    Tengo un amigo alemán y se hace cruces de las polémicas que hay en España. Según él a nadie se le ocurriría expresarse con un desconocido en una lengua que no fuera el Alemán. Sin embargo, en la vida familiar cada uno habla el dialecto que le da la gana. Y te estoy hablando de un tipo que domina más de una decena de idiomas.
    Como siempre, los alemanes unos caballeros y no lo digo porque se dejaran ganar la semifinal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Ayyy, qué poco me gusta el furgol jajaja y todo lo que conlleva.

    Y lo que no me gusta nada de nada es tanto borrego suelto y peor, en manada, en estado de exaltación por culpa de que fulanito marcó o no.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. José Antonio, sé que he tardado en comentarte pero es que estaba saturada de tanto fútbol. Hoy llevo comentando cuatro entradas con el mismo tema...y para alguien a quien no le gusta el fútbol es demasiado. Si el fútbol se llevara con la normalidad con la que se lleva otros deportes supongo que hasta me gustaría.

    En fin, no vengo a tu casa a quejarme pero ya sabes : dónde hay confianza...Es que me parece excesivo. Ayer al pasar por una librería y mirar el escaparate fue el remate final.
    Ya podéis comprar “los secretos de la roja” con prologo de Iker Casillas, pero no busquéis un libro de Maribel, ni de Emilio, ni de Aster...ni el de José Antonio.

    Que conste que me alegro de que haya ganado España y estoy deseando ver tu fotografía con la cabeza rapada...sobre todo después de verte tan repeinado en tu último perfil.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Liuva,

    El fútbol, en pequeñas dosis, es una inyección de adrenalina. Como cualquier deporte.
    Qué descansados os habréis quedado los detractores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Mari Carmen,

    Yo prefiero el baloncesto; levanta menos revuelo y, por tanto, se disfruta más.
    En cuanto al libro que comentas, yo también lo he visto. Ya sabes, las editoriales hacen suyo aquello del carpe diem.
    Por lo que respecta a mi imagen, admito que soy un presumido, pero las cámaras no son santo de mi devoción. Veremos qué se puede hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Epílogo:

    Curioso lo que queda de la victoria de España después de varias semanas.
    Por eso mi mejor victoria son mis amigos y mis libros.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total