sábado, 21 de abril de 2012

VER POR TI

¿Puede haber algo más asombroso que ver a esa pareja de abueletes cogida de la mano como si fuese el primer día de su enamoramiento? Adrià Pérez Martí demuestra en Ver por ti (Atlantis, 2012) que lo más alucinante radica en el interior de las personas. 

Partamos de la premisa de que todo está dicho en literatura. Sólo nos queda a los escritores ahondar en los sentimientos sin descuidar, por supuesto, el buen uso del lenguaje. Así, en el primer relato, de los cuatro que componen este libro, y que le da nombre, una anciana cuenta a un joven la historia de la enfermedad de su marido y de su propia ceguera. Sobrecoge la impotencia de la señora por no poder atender a su esposo. El desenlace aparentemente fantástico es, en realidad, una metáfora: quien se empeña en velar por el prójimo, acaba sobreponiéndose a sus propios problemas.

De todos los sentimientos humanos, el más intenso es el miedo. Y no existe peor miedo que la soledad ni peor angustia que el temor a lo desconocido. Soledad como la que siente el tipo que llama a horas intempestivas para pedir auxilio a quien una vez fue su amigo. ¿Serías capaz de negarle tu ayuda?

Los relatos de Adrià Pérez Martí se viven con el corazón en un puño, y cuando uno llega al final de la lectura siente alivio por haber dejado atrás todas las sombras que nos torturan, y que parecen reclamar esa luz irrepetible que habita en el corazón de cada uno.


8 comentarios:

  1. Sabes transmitir en pocas palabras la angustia, la emoción, la soledad y el miedo que se sentirá al leer el libro. Palabras justas que lo dicen todo. :D

    ResponderEliminar
  2. Jose, según lo que expones sobre la temática del libro, queda claro que su lectura puede ser un viaje en busca de sensaciones y sentimientos. El valor de los mismos acaso no esté simplemente en el tiempo que duren sino en la intensidad con la que los percibamos

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Jose, se nota que te ha gustado este libro, así al menos lo has transmitido, con verdadera pasión.

    Suerte al autor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, MaryLin. Si las cosas se pueden decir en tres palabras, ¿por qué usar cuatro?
    La sencillez me la enseñó Maribel Romero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tú lo has dicho, Alicia, la clave de este libro es la intensidad, que, sobre todo, en el primer relato alcanza cotas muy altas. La intensidad de una persona desviviéndose por otra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Los libros nos apasionan, Maribel, ¿por qué sus reseñas no van a llevar parte de las emociones que nos suscitaron al leerlos? Es una forma de agradecer al escritor ese buen rato que nos ha proporcionado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Y yo te agradezco a ti, José Antonio, esta bonita reseña. Me alegro mucho de que hayas podido vivir las historias que he imaginado y escrito, y que hayas podido experimentar los sentimientos, ideas y emociones que hay en ellas. Ese era el objetivo, y soy feliz cuando alguien realmente vive lo que yo he vivido escribiendo los relatos, lo que he querido y he podido imaginar, mundos alternativos que enriquecen el nuestro.

    Muchas gracias y un abrazo muy fuerte!

    Adrià Pérez Martí.

    ResponderEliminar
  8. Ha sido un placer, Adrià, conocerte a través de lo que escribes. Creo que eres una persona sensible hacia los problemas de los demás.
    Sigue escribiendo y perfeccionándote. Merecerá la pena.
    A ver si algún día coincidimos y me firmas el libro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total