martes, 15 de abril de 2014

DE NOCHE
















—¿No le da vergüenza salir de costalero con gafas de sol? —preguntó la anciana.
El joven respondió:
—La procesión va por dentro, señora.





Feliz Semana Santa 2014. Nos leemos a la vuelta.

5 comentarios:

  1. Podía tener una infección en los ojos, y así y todo, salió!
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena hipótesis, Neogéminis... Lo que no sé es qué pueden alegar las "manolas" que participan en la procesión con su luto , su mantilla, la peineta y la rigurosa minifalda. Supongo que por eso dice nuestro amigo que "La procesión va por dentro...".

      Felices sueños.

      Eliminar
  2. Se te han olvidado los taconazos, Esther, y por supuesto el dolor de juanetes. Pues eso, pura penitencia.

    Felices días de descanso a todos.

    ResponderEliminar
  3. Jose, si es verdad lo de París, que lo pases bien, sino, también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que este humilde microrrelato ha llenado vuestras horas de misterio. ¿Qué esconde el personaje de las gafas de sol? ¿Cuál es su historia? En el fondo, yo creo que se burla de nosotros.

      Nada de París, querida Alicia, pero me sirve de introducción a la próxima entrada de este blog. Nos leemos pronto.

      Un abrazo a tod@s.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total