viernes, 29 de noviembre de 2019

SILENCIOSA COMPAÑÍA



Recuerdos
que son restos
de ensalada de wakame
entre los dientes;
cuando, por fin, extraes
sus infinitos hilos deshilachados,
te han alimentado
una vida.

6 comentarios:

  1. ¡Me sigues sorprendiendo tan gratamente! Es tremendamente sencillo y a la vez tan perfecto...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo más sencillo es lo más difícil de escribir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Lo cotidiano es buena fuente de inspiración aunque yo sea un poeta regulín.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con lo primero, no con lo segundo. No soy una experta en poesía, pero sé lo que me gusta y lo que no. Ninguna persona, por erudita que sea, puede cambiar lo que alguien experimenta ante una obra de arte. No compartiré los ecos que han suscitado estos sencillos versos porque son demasiado personales...
      Espero que no dejes de alimentar al lobo poeta.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Eso es cierto: los poemas no se leen, se sienten.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total