jueves, 29 de abril de 2010

MI PRIMER CONCURSO

El pasado mes de marzo me presenté a mi primer concurso literario serio.

Enciendo el ordenador y consulto en internet el estado del envío. ¡La madre que los parió! ¿En estado de devolución?

Me tomo dos tilas y molesto a una operadora de correos. Dice que nadie ha recogido mi carta en la oficina correspondiente.

-¿Cómo es posible? –pregunto angustiado–. Es que verá, es para un concurso literario y se acaba el plazo de presentación.

Telefoneo a los responsables del concurso y una chica misericordiosa me aclara que ha habido problemas con el apartado de correos. Se ofrece a darme una nueva dirección. La apunto con mano trémula.

-El problema es que no sé cuándo va a tener correos la deferencia de devolverme el cuento –le confieso.

-No sufras, cuando lo tengas me lo envías.

¿Que no sufra? Decido rehacer todo el papeleo y llevarle el relato aquella misma tarde. “Esto me da para otro cuento”, pienso mientras me dirijo andando al centro de Alicante.

Cuando se lo doy, comenta: "Mucha gente lo entrega en mano".

12 comentarios:

  1. Leyendo tu odisea pienso cuántos envíos míos no habrán llegado nunca a su destino. En primer lugar porque los mando sin certificar, y en segundo porque, como no pongo remite, en caso de devolución no van a ninguna parte.
    Yo te aconsejaría que, en la medida de lo posible, te presentaras a concursos que admitan envíos por e-mail (es lo que yo hago), y por supuesto si tienes la oportunidad de entregar los trabajos en mano más que mejor (presenté mi novela en mano en la Diputación).
    Yo ahora, aunque no lo parezca, participo muy, muy poco, pero eso sí, con suerte.
    Ánimo y a por el siguiente concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota de lo de presentarme a concursos con e-mail; estoy contigo en que es más cómodo y se ahorra tiempo. Lo que ocurre es que el concurso te tiene que motivar.
    Este tenía unas bases muy sencillitas en las que se especificaba claramente que el envío tenía que hacerse por vía postal. Ya ves por donde se pasan las bases de los concursos.
    Gracias por el ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que ya lo conocerás, pero por si acaso te paso este enlace:

    http://www.escritores.org/index.php/recursos-para-escritores/-concursos-por-email-

    Todos son concursos que admiten envío por e-mail. Mira a ver, quizá te motive alguno.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Maribel, ya lo conocía. Lo que pasa es que hay mucha paja (en el buen sentido de la palabra). Me ocurre como cuando, en vez de mi adorado Mercadona voy a comprar al Alcampo o al Carrefour. Tanta variedad me marea. Pierdo el interés. Si es que ahora hay concursos hasta de etiquetas de botes de tomate.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Jose Antonio, yo muy de vez en cuando participo en algún concurso de micros. Cuando he hecho intento de trabajos de varios folios me doy cuenta que solo tengo dos salidas para poder ganar. Contrato a un corrector o pago a un negro ja,ja,ja. Como soy consciente de mis posibilidades, la verdad es que no me frustro. Creo que la vez que me eligieron un micro en abril del 2009 (www.abogados.es) fue porque tuve la suerte de la novata. Este es el único concurso al que estoy abonada y participo mensualmente.

    Por cierto Jose Antonio ¿Presentaste por fin el micro erótico-romántico? Un compañero de trabajo me comentó que él también iba a participar. Me hizo gracia un pequeño detalle. Pensaba escribirlo desnudo haber si así le salía mejor ja,ja,ja.

    Sobre cómo funciona Correos, te podría contar alguna que otra historia. Trabajé de auxiliar en Bilbao antes de entrar en la enseñanza.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. José Antonio, “Las vicisitudes de un novato”...buen comienzo para un relato.

    Siempre ganamos. Quizás no el premio del concurso, pero si experiencia y lecciones. Quedan muchos concursos.
    En cuanto a lo de correos, Alicia tiene razón. Trabamos juntas en correos y, como ella dice, si te contáramos...

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Alicia,

    Pues sí, fiel al reto que me lanzaste, me he presentado. Se llama "Romanticismo", por si quieres echarle un vistazo.
    En cuanto a lo de si escribir en cueros da más suerte en los concursos, yo lo he intentado con un boniato sobre la cabeza. Cada uno tiene sus manías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mari Carmen,


    Tienes mucha razón. Cada cosa que hacemos nos da experiencia y ánimos. Sólo hay que atreverse.
    Si me hubieran dicho hace diez años que iba a publicar me habría reído a carcajadas. De hecho, El Mirador estuvo guardado en un cajón durante un año, hasta que logré reunir el coraje suficiente para enviarlo a una editorial. Y van y me contestan afirmativamente. Como ves, no he sido el acontecimiento literario del año 2009, pero a nivel personal ha significado mucho para mí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Jose Antonio,he ido a Artgerus ... y varias páginas más atrás ¡Lo encontré!
    Me ha gustado el micro. Creo que tiene mucho gancho lo del cambio de papeles. Yo soy de la antigua escuela. Nunca me encontré un compañero de clases así ja,ja,ja.

    Mis hijos me cuentan que, afortunadamente para el genero femenino,las cosas van cambiando también a ese nivel.

    Muchos son los llamados y sólo 100 los elegidos. A ver si tenemos suerte. El concurso ya ha finalizado. Ya nos enteraremos del dictamen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Creo que lo difícil de este concurso era encontrar el punto justo de sensualidad, sin caer en la picardía. El tuyo, "Pasión compartida", lo logra.
    Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  11. Pasaba por aquí...y he pensado, vamos a saludar al compañero Jose Antonio. Y me he quedado un rato en el escaparate de tu Mirador.
    Voy a ver si lo empiezo a seguir con más asiduidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Espero que mis artículos te entretengan. Esa es su misión fundamental. Bienvenido.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total