martes, 14 de febrero de 2012

PERRO GUARDIÁN



Quien tiene un amigo tiene un tesoro.

Ya sea un libro, una mascota o un tipo con bigote, todos necesitamos a alguien en quien confiar. Yo he puesto mi confianza en 
Perro guardián (ECU, 2011), la última novela juvenil de Maribel Romero Soler. No me ha defraudado ni como escritor ni como persona.

Pablo, un chaval de trece años, siente como se derrumba su mundo cuando sus padres le comunican que se van a mudar de casa. En especial, le fastidia dejar Madrid por una amiga con la que se lleva muy bien llamada Marta. Su nuevo hogar esconde más de una sorpresa: unos enigmáticos ladridos, unos niñatos sin escrúpulos y el descubrimiento de la verdadera amistad e incluso el amor.

Maribel Romero le tiene el punto cogido a la narrativa para jóvenes, no sólo por la autenticidad de su discurso adolescente: «¿Es que tú no sabes que recién comido se puede uno bañar, señora lista?». También por la sencillez, claridad y concisión con que se expresa. En mi opinión, debería ser lectura obligatoria en colegios e institutos, pues se mete en el bolsillo a chavales sin menospreciar a padres ni a profesores, abordando con valentía temas como la integración social de personas con discapacidad o las pandillas juveniles.

Perro guardián podría haberse alargado unas cuantas páginas más, pero ésta es su principal virtud: conseguir que el lector no se despegue ni desconecte de la fascinante historia que tiene ante sus ojos. Por cierto, la novela depara una sorpresa final. No seáis curiosos y empezad desde el principio.


4 comentarios:

  1. Vaya, Jose, preciosa reseña. Muchísimas gracias, me gusta lo que dices. Con tu permiso me la llevaré a mi nube.
    Creo que tendré que acostumbrarme a estirar un poco más mis historias, pero es que ya sabes que me gusta lo breve.
    Por cierto, tu última frase es todo un consejo. ¡Que a nadie se le ocurra empezar por el final!
    Gracias, Jose.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jose creo que tú crónica es de un contenido sublime-por lo qué expresas-y de una calidad litearia brillante-por cómo lo expresas. Además estoy completamente segura que se puede dar la mano con lo que has leído en el libro de Maribel. Compañeros, aquí hay mucho nivel. De veras que me ha encantado la manera de contarnos tus impresiones sobre el libro.

    Andaba ya buscando tiempo para leer PERRO GUARDIÁN y tras esta crónica me temo que se va a convertir en prioridad ya que por fin ayer llegó a mis manos.

    Felicidades a ambos. Esto si que ha sido un buen tandem.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me encanta lo breve, Maribel, y por eso creo que llenar páginas por llenar es un mal vicio, a veces alentado por las editoriales.
    Por cierto, hablando de breve, tengo un proyecto que quiero comentarte un día de estos con más calma. Como dice José Mota: "Hoy no, mañana".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por esos elogios, Alicia. Cuando el libro es bueno, como en este caso, y encima hay cariño de por medio, las palabras fluyen de una manera misteriosa.
    Perro guardián es una novela hipnótica, un valioso talismán contra la soledad y la pérdida de los seres queridos.
    Ya nos contarás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total