martes, 5 de febrero de 2013

RECONCILIACIÓN




—Condóname la deuda. 
Y la metieron en un condón.

12 comentarios:

  1. Jajajajajajaja... Lo bueno si es breve, dos veces bueno.
    Tengo que pasarte cierto libro de Cortázar, Primo. Por no hablar de las cervezas pendientes. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por Cortázar me haría cortar un brazo, así que a ver cuándo quedamos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Juassss.
    A lo de las cerves pendientes me apunto yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que eres una juerguista. Pues sería una charla de lo más constructiva, que cerveza a cerveza se volvería deconstructiva.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bueno, quizá mientras estuvo ahí metida dejó de ser deuda, o dejo de molestar a su deudor, jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es lo mejor que puede hacerse con una deuda, jejeje. Muy bueno!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma, sí, aunque no sé si la más eficaz.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Jajajaja Esta asociación de ideas no me lo hubiera esperado nunca. La condenación eterna, sí, pero un condón… Genial!!!

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya sabes por qué mis familiares me condenan, porque no se me ocurre nada bueno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jose, sé que es un poco largo-no tengo remedio, ja,ja,ja-pero es a lo que me ha llevado tu breve texto.

    Esposo Ausente:
    Querida, no puedo mandarte el dinero para los gastos de la casa de este mes, ya veremos el próximo. De momento te mando 100 besos. Tu amante esposo.

    Respuesta de la esposa:
    Te agradezco los 100 besos y te mando detalles de como los usé:
    1. El lechero estuvo de acuerdo con recibir a diario 2 besos por cada litro de leche y una agarrada de nalgas.
    2. El Cobrador de la Luz no estuvo de acuerdo en condonar la deuda por menos de 7 y una "mamada".
    3. El propietario del edificio viene cada día y me pide 2-3 besos y aceptarlo entre mis muslos en lugar del alquiler.
    4. El administrador del super no aceptó solo besos, así que tuve que ofrecerle también mi mejor prenda.
    5. Otros gastos: 40 besos y manoseos varios.
    No te preocupes por mi, me quedan aun como 35 besos y espero me alcancen para el resto del mes ¿Planifico los gastos del próximo mes de esta misma forma o me mandas dinero? Tu amantísima esposa.

    Espero haber saldado la deuda por lo que se te ha ocurrido.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, Alicia, es lo más ingenioso que he leído en mucho tiempo, y yo pensaba que tenía una mente calenturienta.
      Te mando muchos besos por haberme alegrado el fin de semana. A ver cómo los usas, que te conozco.

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total