jueves, 18 de junio de 2015

FUEGO


















Cuando le preguntaron al pirómano por qué había quemado la Hoguera del Ayuntamiento en un descuido de seguridad, se limitó a responder con un encogimiento de hombros: «Ya no quedan bosques en Alicante que reducir a cenizas». Ese año, la gente recuperó la costumbre de sacar los muebles viejos a la calle para prenderles fuego.

¡¡¡FELICES HOGUERAS 2015!!!




6 comentarios:

  1. de las pocas tradiciones que me molan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tradición está muy bien, pero sin dejar de lado el civismo.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Si Prometeo levantara la cabeza!
    Entiendo que tengamos en nuestro ADN una pizca de polilla, pero de ahí a querer calcinarlo todo...
    De todas formas, lo de prender fuego a los muebles viejos, no me parece la mejor de las ideas; si tenemos en cuenta que se ha sustituido la madera por DM y las fibras vegetales, por derivados del petróleo, seguro que nos intoxicamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me he dejado llevar por ese alicantino de a pie, el que sufre en silencio las Hogueras. Y lo he hecho desde el cariño más absoluto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Vaya reivindicación. Chinchín por los bosques.
    Oye, tiene su gracia eso de que un pirómano queme una Hoguera.

    Felices fiestas hogueriles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya divertido. Ese era el objetivo. Por lo demás, me va poco la jarana de estos días. Conozco a gente que lo da todo en Hogueras, como si divertirse fuera una especie de obligación. ¿Me das asilo en tu campo?

      Un abrazo.

      Eliminar

Entradas populares

Páginas vistas en total